La música nos une, la amistad nos mantiene juntos

Ser Furrión está al alcance de tod@s aunque pocos lo saben. No se trata de pertenecer al grupo, ni tan siquiera de cantar bien. Es más bien algo que nos distingue como personas, es una opción, una forma de ver la vida, una actitud…

Pero empecemos por el nombre. Furrión proviene del castúo, una variación de la palabra “furria” o “farra”, depende de la población de Extremadura y significa juerga, fiesta. En este contexto, por tanto, alguien podría entender que significa juerguista, aunque no es así como nosotros lo interpretamos.

Foto grupo 1

Para nosotros ser Furrión es ser una persona alegre, que le gusta vivir y disfrutar de la vida y de las cosas bellas que esta nos brinda. Para nosotros la MÚSICA está entre esas maravillas que ofrece nuestra existencia como personas, aunque no es la única, ni la más importante. Puestos a elegir, la AMISTAD es sin duda el eje sobre el que gira toda nuestra realización como personas sociales que somos y por tanto es el aspecto con el que más nos identificamos al decir que somos Furriones. Convivir en un contexto donde la amistad es el vehículo, nos ayuda a mantener un talante abierto y flexible sin olvidar nuestra identidad personal.

Por último, un tercer aspecto con el que nos sentimos muy identificados es el COMPROMISO. Entendemos que disfrutar de la amistad y la música requiere de un compromiso por parte de cada uno de nosotros. Con el resto del grupo nos comprometemos a asistir a los ensayos y venir preparados, a ser respetuosos y aceptar los puntos de vista diferentes o a dejar aparte nuestro ego y pensar más en el bien común a la hora de tomar decisiones que afecten a todo el colectivo.

Fotos destacadas

En definitiva, para nosotros ser Furrión es una actitud con la que compartir y disfrutar de la vida y con la que seguir creciendo como personas.

Y tú ¿eres Furrión o Furriona?